13 abr. 2016

Debo decir...

… que últimamente me levanta más el ego que una mina me tire un comentario lindo al pasar, que cualquier "piropo"que me pueda hacer un tipo.

Es como que ellas se llevan un doble crédito, porque por lo general:

1. somos unas conchudas y cuando nos gusta algo de la otra, lo mejor es desear que se muera; y

2. aún si no le deseamos la muerte jamás podríamos decirle “que lindo…”.

Y esta mina me lo dijo:

Iba pasando pal fondo del bondi con mucha cara de orto. Medio mojada (porque la mitad de mi paragüas está roto, entonces me llueve bastante) y cuando me senté al lado de ella, quien estaba ahí, de lo mas plácida durmiendo en ese asiento de dos, dice: - "Hmm que rico me despertó tu perfume". 

Así que yo le puse carita de giluna y se me vino esa publicidad a la cabeza.

Entonces me pareció que si los publicistas de bon o bon quisieran (y deberían hacerlo) representarlo a través de esas gráficas tan complicadas de entender que lanzaron a la vía publica este año, lo harían de la siguiente manera:


Claro está que ellos lo planteaban de manera que había que reclamarle al pobre boludo a quien el acto fallido lo manda en cana: mirá.

Yo pienso que quizás sería mejor llevar en la cartera un par de bombones y regalárselos al primero/a que se lo merezca.



No hay comentarios.:

Publicar un comentario