31 may. 2016

Las Pi

Vino pa tres

28 may. 2016

Como alcanzar un sueño?

Hoy soñé que venía andando en bicicleta y aunque era de día todavía, los edificios contenían los rayos de sol en las habitaciones completamente vacías de los pisos más altos.

Ni un mísero destello de luz llegaba a las callecitas empedradas del barrio y la oscuridad se iba apoderando de todo a mí alrededor.
Yo seguía andando y andando. No podía detenerme y darme el lujo de que una sombra, desoladora y fría, me cortara la ilusión del tiempo y me entregara sin resistencia a una noche oscura, pero como un perro del conurbano, la sombra me corría bien de cerca y de vez en cuando me tarasconeaba los talones.

Por fin una luz naranja y enorme me apareció de frente.
La ciudad cedió ante mis ojos. Los edificios habían desaparecido y después de unas filas de adoquines, una cadena de gruesos eslabones separaba a estos de una arenilla que llevaba a un mar o a un río quizás. Es que el sol más hermoso del universo estaba cayendo delante mio y no lograba distinguir los detalles de ese paraíso recién descubierto.

Me detuve y sentí como el calor invadía cada centímetro de mi cuerpo. Enseguida metí la mano en la mochila y emocionada busqué la cámara para retratar mi primera puesta de sol. Pero en los sueños, como en la vida real, todo lo bueno sucede tan rápido que en menos de un segundo este desapareció entre las aguas.

Me desperté un poco cansada. Me preparé unos mates y me puse a pensar en cómo la gente habla de perseguir o alcanzar un sueño. Yo te juro que pedaleé con todas mis fuerzas para encontrarlo, sin embargo guardo la sensación de haber llegado muy tarde.

Hoy tengo pensado meterme en la cama bien temprano. Entre las 16:30 o 17 hs… dejaré todo y me iré a soñar. Quien sabe, en una de esas el sol me esté esperando afuera de la ciudad. Si no, no importa… por las dudas dejaré abierta la persiana de mi habitación y entonces le robaré unos cuantos rayos a los ciclistas que pasen por mi vereda.





27 may. 2016

Una grande de MUTARELA

Mutarela

2016



Citroën - picasso?

25 may. 2016

Madurando

23 may. 2016

Pensá en verde

Hace dos meses (o dos cuotas según me recuerda el resumen de Visa) empecé con esto de la fotografía. Hace dos meses que la ansiedad de sacar una buena foto me hace dispararle a cualquier boludez que pase en frente de mis ojos. Esto es  siempre así, no es algo premeditado sino que simplemente me sale. Voy, agarro la cámara y disparo.

Es así como el otro día mientras esperaba que unas malditas verduras se des-freezaran para poder cocinarlas, agarré la cámara y empecé a fotografiarlas.
Luego de revisar el resultado de las tomas tristemente decidí que mi ojo sigue tan desafilado como antes y que de la única manera que puedo contar algo con imágenes es sacándole punta a la mirada y para eso solo necesito tiempo.
Pero por suerte siempre tengo un lápiz recién empezado y además una cabeza bien porfiada, de manera tal que si hay algo para contar, entonces será contado…

LUZ

Casa

Poder


Afuera

21 may. 2016

Que día es hoy?

Me paré a mirar los zapatos en la vidriera casi automáticamente y en seguida me dije: "-¿qué haces? Si estás llegando tardísimo."
Esa misma tarde había arreglado que pasaran por casa a cobrarme el alquiler y me esperaban hacía 15 minutos.

Dejé la zapatería poco más que corriendo pero en el medio del envión una señora entradita en años que andaba caminando muy tranquilamente por calle Monroe me preguntó: 
"-Disculpe señorita, ¿Qué día es hoy?. -y añadió en seguida-. ¿qué fecha?."

Su pregunta me descolocó. Hacía tanto que alguien no me preguntaba “que día es hoy” o “qué hora es” que me vi en la obligación de repensar mi respuesta.
¿Era posible que corriendo el año 2016 la señora no tuviese un celular para chequear este dato?. ¿Cómo puede ser que pasara sus tardes sin enviar ni un sólo mensaje de texto a sus nietos con un sin fin de preguntas tediosas, de esas que sólo hacen las abuelas por celular?: ¿Cómo te fue en el examen?, ¿Cómo se porta tu hermanita?, ¿Cuando pasan a visitarme?. A lo mejor podría ser... quien sabe. Pero si Bob, mi viejo, con un poco más que 60, con todas las cualidades de un hombre de antes, entró en la microonda de las telecomunicaciones, me resultaba muy difícil que una señora un poco mayor que él, oriunda de Urquiza no lo haya hecho también. Pero qué se yo… no lo hizo y qué mas da.

11 may. 2016

B/N


 Y todo a media luz


Decisión


Re-Do

Los otros

10 may. 2016

Martes a las 12

Todos los martes a las 12 Casciari está en perros. Todos los martes a las 12 tengo reunión con los kapanga en la ofi.
Estaría necesitando imperiosamente cambiar el horario de esa reunión. Quisiera plantarme y decirles así, sin más, que es imprescindible escuchar al gordo (o ex gordo), pero tengo miedo a que me rechacen, tal como rechazan todas y cada una de las verdades que salen de mi boca cuando intento explicarles, entre otras cosas, los abc de como motivar a los empleados o de la importancia de relacionar la coyuntura económica actual, con la baja proyección en cobranzas para los meses que corren.

En esto pensaba más o menos el martes pasado antes de entrar a la reunión.

Hoy, una semana después y siendo martes nuevamente el destino (o lo que uno pretende llamar así) tuvo pensado otros planes para mí.

8 may. 2016

La Maga...

La Maga....

Que nombre más pete para un blog! Que encima pretende ser un blog de literatura o algo por el estilo.

Pero...No todas las Magas son de Julio, te guste o no. Yo no quise ser ella. ¿Cómo habría de quererlo? si de hecho nunca terminé de leer el libro.

La Maga no es un personaje inventado, no es la inspiración de ninguna devota de la literatura. 
La Maga es real. Nadie podría jamás hacer especulaciones acerca de si se refiere a tal o cual mujer que acompañó en algún momento de la vida a un groso como Cortázar y que en ella pensaba éste cuando escribió Rayuela.

La Maga existe, siente, sufre, se agita, se odia y se ama de verdad.

La Maga no guarda misterios. Escribe sobre los demás y entre los demás, pero nadie escribe sobre ella.

Este es mi nombre. En realidad es una muy buena contracción de mi nombre completo. Un nombre hermoso por cierto, que mis viejos me regalaron aún antes de nacer y que luego resultó más fácil contraer una y mil veces en todos y cada uno de los sistemas (de gestión, CRM, mail corporativos, etc., etc) de las empresas en las que me empleé y en las que pasé la mayor parte de mis días.

Nadie es Marina Agazzi en una empresa, solo se es una pieza que se encarga de hacer mecánicamente lo que el jefe le pide que haga, para llenar sus bolsillos.

Nadie es Marina Agazzi con sus compañeros de trabajo, sino simplemente un nombre de usuario al cual enviarle un mail o derivarle un caso.

Así es como volví a nacer. Magazzi para los gerentes. La Maga para los que me acompañan.



3 may. 2016

Basura

De pronto escuché:

- "Pts!! Hey vos... la de la cámara... No me vas a dejar acá?"
Volvé... Basuraaaaaa!!

Me fui nomás... aún escucho esa voz por las noches.


Nombre: Basura.
Artista: Nikita.


2 may. 2016

Dime que escuchas y...

La puerta del 6º piso se cerró de un portazo y desde el piso de abajo pude escuchar los tacos marcando un ritmo furioso en ese pequeño recorrido que lleva desde la puerta del departamento hasta el ascensor.
Mi vecino, el del 6º, ni se movió. El eco del portazo lo arrasó por completo, el silencio sobrevino y una sensación de vacío se instaló de repente.

Luego de unos instantes, el tiempo que a él le habrá parecido prudente esperar para que ella se alejara lo suficiente, decidió sacar esa canción de su cabeza y ponerla en el reproductor.

“In my place. Were lines that I couldn't change. I was lost, oh yeah” ♪♫

Por dios!! Que tipo más obvio, pensé y Coldplay empezó a sonar a todo volumen en la tarde del sábado.

Tengo que decir que lo odié muchísimo. Odié su canción para la tristeza… tan comercial y trillada. Pensé además que quizás hasta se lo merecía y la piba que lo plantó posiblemente se habría dado cuenta que todo siempre sería así en la vida del tipo.

Entonces fui hasta la compu para poner un tema que me devolviera nuevamente a mi mundo. Busqué un buen rato, me armé una pequeña lista de canciones, pero ninguna sonaba bien. Las fui cambiando sin que terminaran, una tras otra y así, las fui descartando a todas.

Un chiflete helado se coló por el huequito abierto de la ventana. De repente sentí que mi tarde comenzaba a quedarse sin contenido y me sacudí de un escalofrío.

Finalmente me di por vencida y abandoné la empresa. Al fin y al cabo arriba algo se estaba contando, por algo se estaba luchando. 
Sentí pena por él. Sentí pena por ambos.

Cerré la compu y mirando hacia fuera, tarareé cada uno de los temas que Chris Martín nos dedicaba.



1 may. 2016

Azul


La tierra es tierra de color azul...



Estación Urquiza


Él, en algún lugar de Colón. Entre Ríos


"Esperenmé". En los barquitos encallados en la rivera del río. En Colón. 
Entre Ríos.


En algún lugar de Urquiza.