20 mar. 2017

My name is Bond... La Bond

Barrio Norte, Recoleta dirán otros, uno de los barrios que me tuvo bastante cautiva, uno de los que visité muy a menudo.
Ahí estaba la facu, por allí paseé mil veces hasta que, tristemente, terminó expulsando al viejo edificio de Sociales, antes de mudarlo a Constitu.
Ahí mismo, donde cuando tuve el primer parcial de filosofía el profe bajó y volvió con un paquete lleno de caramelos y entonces nadie desaprobó.
Ahí nomás, llegando a calle French, donde una mina re copada me dio mi primer clase de canto y me dijo sonriente: “que suerte que cantás bien” después de peguntarme si conocía “Whats Up” de 4non blondes y se la canté con ganas.
Barrio Norte, donde un loquito me hizo un truco al que caí de inmediato y me auguró con mucha mala onda que no iba a durar mucho tiempo con mi novio, pero además adivinó el nombre de mi novio. O ese, donde cuando el invierno llegaba, te invitaba a apurar el paso para ir corriendo a comerte unas empanaditas al horno de barro en el Cumaná de Rodríguez Peña. Y si después si la noche caía y talvez te copabas entrabas al Shamrock por una ronda y muchas más de birra en happy hour.
Si andas por ahí podés pegarte una vuelta por la librería más linda del mundo.
O podés ir a hacer tiempo a la Bond.
Te comparto ese tiempo, el tiempo que hice en la Bond.













2 comentarios: