17 may. 2017

Soledad es mi segundo nombre

Cae el sol en un balcón de Villa Urquiza. Una hoja en blanco y una escritora frustrada. 
Una palabra que nunca llega. 
Soledad.


"Y le pedimos al amor 
–que, siendo deseo, 
es hambre de comunión, 
hambre de caer y morir 
tanto como de renacer– 
que nos dé un pedazo de vida verdadera, 
de muerte verdadera. 

No le pedimos la felicidad, 
ni el reposo, sino un instante, 
sólo un instante, 
de vida plena, en la que se fundan los contrarios 
y vida y muerte, 
tiempo y eternidad, 
pacten."

Octavio Paz, el laberinto de la soledad


Fotito mía, atardecer para todos.

2 comentarios:

  1. Vos sos una paspada porque escribís relindo y nada de frustrada....tenes un blog copado y participas en otro que está bueno....volvé a escribir che, no seas vaga!!!
    Jajajaja...
    se te extraña genia

    ResponderEliminar
    Respuestas
    1. Ahh Panza recién veo esto. El otro blog está mejor. Jaja. Ya voy! Ya voy!

      Eliminar